AfiB | Enric Filella: Últimas fotos
16363
post-template-default,single,single-post,postid-16363,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
 

Enric Filella: Últimas fotos

{gallery}/noticias/2012_enric_filella:::1{/gallery}

Enric Filella: Últimas fotos

{loadposition left}

El domingo murió Enric Filella. Era fotógrafo, ese oficio en extinción. En un mundo en el que impera la fotografía onanista, Enric se dedicó a fotografiar a los demás, dignificando la profesión del fotógrafo de pueblo que documenta lo que acontece cada día, esas imágenes intrascendentes hoy e imprescindibles mañana.

Fotografiaba lo que ocurría en las calles y lo que, de tan cotidiano e imperturbable, no llegaba siquiera a ocurrir. Retrató a los ribereños con profesionalidad y elegancia, consciente del valor que tienen las cosas bien hechas. Maestro del positivado en blanco y negro, conseguía lo más complicado e inalcanzable: la sencillez. Hacía fotos con cámara de placas, con estenopeicas, con cualquier cámara que llegaba a sus manos y, con la llegada de la fotografía digital, se recicló y aplicó toda la sabiduría del cuarto oscuro a la pantalla del ordenador, un esfuerzo que no todos los fotógrafos de su generación estuvieron dispuestos a asumir. Jamás abandonó su trabajo creativo, al margen de los encargos comerciales.

En la naturaleza tuvo su refugio natural, el lugar dónde hacer fotos sin prisas ni obligaciones, dónde poder disfrutar de un día con los amigos, siempre capaz de encerrar el universo entero en una playa acariciada por las olas. El huerto, esa naturaleza domesticada, era su otra pasión. Siendo hombre del Segre, encontró en ese lugar del Cinca su propia tierra. Fue allí, donde las líneas de Sender y Moncada se juntan, donde construyó con agua a esa misma naturaleza que en las fotos atrapó con luz.

Desde el año 2009 colaboraba activamente con Afib a través de exposiciones, clases magistrales o participando con sus fotos como uno más en las exposiciones colectivas. Pero Foto Enric sigue con su familia: María continuará con la vocación del padre como lo había hecho hasta ahora y María Jesús estará, como siempre, tras el mostrador.

Texto: Antonio Lachos
Foto: Julio Ribera

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.